Mi lista de blogs

miércoles, 2 de mayo de 2012

ALZHEIMER Y SEXUALIDAD


Cuando una persona es diagnosticada de Alzheimer, varias incógnitas se abren ante la mente de los familiares. De hecho, la persona diagnosticada pasa de repente a ser una incógnita para los que la rodean, convirtiéndose a veces en un completo desconocido y generando inquietud y desasosiego antes sus allegados, que no saben cómo tratar los síntomas y desinhibiciones que el enfermo posee.

Muchas veces, y a causa de la enfermedad, los enfermos de Alzheimer en sus primeras fases experimentan desinhibiciones impropias de la personalidad que poseen. Son situaciones que pueden crear incomodidad a los familiares pero que hay que tratar con la mayor naturalidad posible, ya que es la enfermedad la que causa y a la vez justifica dicho comportamiento.

Un hecho comprobado es que hay enfermos de Alzheimer que ven incrementado su apetito sexual en las primeras fases de la enfermedad y éste pasa a ser una necesidad de carácter insaciable para ellos.

¿Qué clase de comportamientos pueden darse en un enfermo de Alzheimer de carácter sexual inapropiado?

Comportamiento desinhibido sexualmente hacia otras personas del sexo contrario :


El enfermo podría olvidar su estado marital y comenzar hacer insinuaciones inapropiadas a las personas del sexo opuesto.

Exhibicionismo :


El enfermo podría llegar a quitarse la ropa en un momento o lugar inapropiado. Por ejemplo : Un enfermo de Alzheimer podría comenzar a desprenderse de su ropa en público sólo porque le incomoda ésta, sin pensar que la ropa no debe de quitarse en lugares públicos.

Impulsos sexuales :


El enfermo podría olvidar ciertas reglas sociales e incluso podría llegar a intentar masturbarse en público. Aunque a los que la rodean les parezca que el enfermo de Alzheimer está tratando de angustiarles o avergonzarles, realmente lo que ocurre es que no comprende que su comportamiento es inapropiado.

Celos o comportamientos suspicaces :


El enfermo podría volverse intolerablemente celoso y desconfiado sin razón alguna incluso llegando a pensar y elucubrar que su pareja tiene una aventura con otra persona.

Impulsos de relacionarse sexualmente con desconocidos:


El enfermo podría hacer insinuaciones sexuales a un extraño que se parece a su pareja. Además, éste podría olvidar que está casad@ y acercarse a la persona deseada de una forma sexual.


Problemas
con las conductas no convencionales: ¿qué hacemos con las conductas sexuales consideradas inapropiadas o que crean dificultades sociales en las relaciones?

-Responder directamente

-No reaccionar exageradamente y no expresar sorpresa o desagrado.
-Evitar enfadarse o discutir con el enfermo.
-Evitar hacer burlas acerca de su comportamiento.
-Tratar de recordarle al enfermo de forma suave que su comportamiento no es apropiado.
-Hay que tratar de ser sensible-
-Distraerlo o dirigirlo hacia otra actividad
-Hay que tener presentes las condiciones que se dan cuando el enfermo siente esa pulsión sexual excesiva para intentar paliarlas o no repetirlas en exceso, si no es posible eliminarlas.
-Cuando este comportamiento se presente, hay que tratar de dirigir al enfermo hacia una actividad atractiva para él que lo aleje de ese pensamiento.
-Cuando el enfermo no abandona el pensamiento que le hace desinhibirse de forma sexual, hay que tratar de posponer su deseo sugiriéndole que en ese momento no es posible hacerlo realidad, como si de otra tarea se tratara : “Más tarde. Ahora tenemos que . . .”
-Hay que sentar las bases de las relaciones para que al enfermo, dentro de su incomprensión o desorientación, vea que siempre se le nombra de la misma forma. Por ejemplo, la hija de un hombre que cree que ésta es su esposa siempre le saludará de esta forma: “Hola papá”.


Ajustar espectiativas :

-Entender que la relación afectiva, y también la sexual van a cambiar a partir de ahora con el diagnóstico de la enfermedad.
-Hay que tratar de mantener un sentido de la intimidad con el enfermo para que la relación no se convierta en cuidador-dependiente.
-Hay que tratar de prepararse, dentro de lo posible, para esperar que haya un día en el que el enfermo no nos reconozca. No es una reacción que éste toma de forma personal hacia nosotros, sino un cambio establecido en su mente debido a su enfermedad.
-Hay que conocer el hecho de que hay parejas que todavía mantienen relaciones sexuales en fases iniciáticas de la enfermedad de uno de los cónyuges. Es posible siempre y cuando el miembro sano de la pareja sea el que conduzca estas relaciones, su frecuencia, forma y modo en que se realizan.
-Hay que conocer, que, en el caso de seguir teniendo relaciones sexuales, puede crecer en el cuidador-pareja, un sentimiento de culpabilidad.


Esperamos que este post haya sido de vuestro interés y que nos dejéis un comentario dándonos vuestra opinión.
 

5 comentarios:

  1. me gustaria saber, si hay peligro de una violacion hacia otra persona o niños, xq ellos tienen mucha fuerza. gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Mary,
    Realmente los comportamientos violentos no ocurren siempre, y no siempre está presente esta desinhibición sexual de la que hablamos. En el caso de que ésta se dé, hay que tratar de reconducir el comportamiento de forma natural sin darle mayor importancia, recordemos que ellos no son conscientes del significado de estas desinhibiciones y no significan lo mismo que para nosotros. Con respecto a la fuerza que comentas, es cierto que en comportamientos violentos pueden mostrar fuerza y nerviosismo, pero siempre con cuidado y con suavidad, debemos de tratar tranquilizarlos en la medida de lo posible. La violación que comentas no es factible, dado que en ella existe un componente de intencionalidad, que en los enfermos que Alzheimer no se da porque no son conscientes de sus actos.
    Muchas gracias por pasarte por aquí y leernos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. hola el problema es si por ejemplo si la persona con alzheimer es agresiva.Como puedes dirigirlo hacia otra actividad.

    Y por ejemplo te hace gestos con la mano y luego te señala a los senos.Como se puede interpretar eso??

    ResponderEliminar
  4. Sólo con amor y mucha paciencia se puede convivir con una persona que tiene alzheimer es agotador pero mirarlos a los ojos y tratar de desviar su comportamiento inapropiado no es tan difícil si se hace con amor sobre todo si es alguno de nuestros padres,no olvidemos que ellos también nos ayudaron nos cuidaron nos enseñaron y es ahora en el momento de la vejez,del alzheimer donde podemos demostrar y agradecer todo lo que ellos nos dieron y amaron,claro está que cuando lo hicieron no esperaban nada a cambio y si ellos lo hicieron por amor como no hacerlo nosotros sus hijas o hijos para hacer más llevadero el ocaso de la vida,esto es pocible pero solo con amor y paciencia.
    Pero lamentablemente no todos tienen la suerte de haber formado hijos con valores humanos que cuando llega el momento de la enfermedad no están y ellos quedan solos desamparados van a parar a hogares o simplemente quedan en la calle y hay es donde uno se pregunta ¿harían algo mal? Dios no desampares a aquellas personas con alzheimer en situación de soledad o ten misericordia y llévalos a tu lado que aún que paresca cruel,más cruel es el alzheimer en soledad y el abandono.
    Por eso no olvidemos enseñar a nuestros hijos el respeto por los adultos mayores todo comienza
    desde hay...nuestra vida comienza como bebés y con alzheimer también termina como un bebé.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar